SEMIFINALES PLAY-OFF’17 R.MADRID:71 UNICAJA:68 – R.MADRID:101 UNICAJA:72 UNICAJA:73 R.MADRID:76

Escrito por en 7 junio, 2017

Bueno, vinimos a Madrid con la idea de intentar arañar un partido antes de volvernos hacia Málaga, aunque conscientes de la dificultad. Sabíamos de la capacidad anotadora del Real Madrid y, aunque este año nosotros hemos sido uno de los equipos más anotadores de la liga ACB, debíamos, una vez más, ponernos el mono de trabajo, frente a un equipo que, si anota más de 85 puntos, gana 40 partidos y tan solo pierde 3.

En el primer partido tuvimos una buena puesta en escena, aunque tolerando demasiados rebotes ofensivos del rival en nuestra propia zona y fallando algunos tiros “idílicos” bajo su canasta, que tras el descanso logramos enmendar. No estar lejos nunca de ellos, controlar los parciales y, sobre todo, no generarlos nosotros con errores infantiles que les permitiera anotar canastas fáciles. Lo logramos en cierto modo, pero un factor determinante en España y en Europa (y no en USA porque hoy por hoy prefiere estar aquí…) nos desequilibró. Sergi Llull tuvo uno de esos días en los que nada lo para y con 28 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, y con canastas de auténtico funambulísta, marcó las diferencias.

Encaramos el segundo partido, siendo conscientes que tras dejar en el primer partido en O puntos a Carrol, Doncic, Rudy y en pocos a otros más, la reacción podía ser furibunda. Lo hablamos previamente y acordamos en no cejar en nuestro empeño de mantenernos estables a pesar de algunos parciales desfavorables. No fue así, y no logramos salir con la misma tensión en las piernas y la cabeza como dos días antes, y los nueve minutos en los que Carrol anotó 21 puntos fueron una montaña difícil de gestionar. Viendo a mediados del tercer cuarto que no podíamos alcanzarlos, nos dedicamos a administrar esfuerzos y a preparar el tercer partido.

Con el abismo que representa jugarte un partido así, pero con la esperanza de haberlo jugado ya dos y tres años antes (R.Madrid-2 Unicaja-0 y F.C.Barcelona-2 Unicaja-0) y haberlo hecho con “nota” (uno terminó con prórroga el 4º partido y el otro con un triple de Navarro en el 5º partido), nos disponíamos a vaciarnos por conseguir ese partido, aún a costa de llegar sin fuerzas y efectivos a un hipotético 4º partido. Fuimos ganando durante 33 de los 40 minutos del partido. No tuvimos miedo de afrontar ese partido sin Alen Omic, lesionado en Madrid, y los que lo suplieron, dieron un paso adelante para conseguir el propósito. No pudimos y nos quedamos a las puertas de arañar ese partido, que hubiera hecho más justicia a la temporada. La afición estuvo de 10 y entendió que nos dejamos la piel por alargar la eliminatoria.

Ya habrá tiempo de hacer balance del año, pero estoy orgulloso del comportamiento de los jugadores y mi Staff técnico en estos Play-Off tras una temporada en la que ya se había conseguido el principal objetivo, como era la Eurocup y la vuelta a la Euroleague. El R.Madrid fue mejor que nosotros en esta eliminatoria y a pesar de haber perdido dos de los tres partidos de tan solo 3 puntos jugados en 6 días, no hay peros en los méritos contraídos por unos y por otros.

Coach Plaza


Etiquetado como ,



Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *


Continuar leyendo

Siguiente contenido

DESDE RUSIA con…


Thumbnail
Anterior contenido

#ARGENTINA -Sistema-


Thumbnail


Buscar